Montoro aprieta a Cataluña y le reclama un ajuste de 1.300 millones