El Gobierno asume y reconoce que acabará la legislatura con más paro con que la empezó