Lagarde considera que la reforma del mercado laboral es "un paso en la buena dirección"