CEOE aconseja a las empresas que los salarios no suban más del 0,6%