Los empresarios piden más flexibilidad salarial y reducir el coste del despido