Bruselas aleja el fantasma del rescate porque España está haciendo "lo necesario"