El Ibex pierde un 2,3% y los 8.000 puntos, pero sube un 3,4% semanal