España maneja el doble de billetes de 500 que el resto de la eurozona