Bélgica rescatará en su totalidad a Dexia con un coste de 4.000 millones de euros