El precio del petróleo cae hasta los 67,82 dólares el barril