Bankia quiere dar carpetazo al escándalo de la salida a bolsa devolviendo el dinero