Un banco ruso sugiere a sus morosos con problemas que se suiciden