El Banco de España defiende su "profesionalidad" en la actuación sobre Bankia