El Banco Europeo de Inversiones (BEI) prestará 300 millones a la banca española para su digitalización