La banca andorrana denuncia una campaña "desleal" de entidades españolas