BFA y Bankia depositan la fianza de 800 millones