El BCE inicia la compra de bonos para incentivar el consumo y combatir la deflación