Álvarez denuncia que 5,5 millones de ocupados cobran un sueldo inferior al SMI