Comienzan a apreciarse en el aeropuerto de Barajas los efectos del segundo día de huelga de limpieza