Abertis aplicó en la AP-6 el protocolo "al máximo nivel" y avisó cuando resultó insuficiente