La dificultad para acusar por rebelión o sedición