Una difícil elección, estampar tu móvil contra el suelo o perder tres puntos de la nota final