El dictador de Gambia pide a las mujeres que no lleven pantalones ni ropa interior