Los dos detenidos se acusan mutuamente de la muerte del agente de la Guardia Urbana