El despiste de una presentadora que despierta la solidaridad de los espectadores