El desolador paisaje en Galicia tras el paso de las llamas