Los clubes deportivos tendrán libros de registro de aficionados violentos