La delincuencia en 2009 fue la más baja de la década