Este niño se ha convertido en el 'rey del escondite', aunque le salió mal la jugada