Sin cejas por no leer las instrucciones de un producto de belleza