Este hombre nos enseña que pescar nunca había sido tan refrescante