Un fan turco que no podía entrar al estadio alquila una grúa para ver el partido de su equipo