La cría de gorila que nace como cualquier otro humano