Un bebé de un año, un robot aspiradora y una 'aterradora' reacción