El universo de Harry Potter llega a un refugio y sus animales son auténticos magos