Colt, el perro que protege a su dueña durante ataques epilépticos