China inaugura el rascacielo más bajo del mundo: El Shimao Quarry, un hotel subterráneo