Bruiser, el oso pardo que se lanza de cabeza a la piscina