Una valenciana arrasa en Japón imitando a estrellas del manga