La sonrisa, el mejor complemento dentro y fuera de la pasarela