El ‘selfie’ más ardiente de Miley Cyrus