Los reyes presiden el comienzo de la temporada operística en el Teatro Real