El protagonista de Anatomía de Grey usa lo aprendido en el rodaje para ayudar en un accidente de coches