La polémica instalación sobre presos políticos retirada de ARCO