La naturalidad sigue siendo el secreto del éxito de Dulceida