El museo del Atlántico contará con una escultura en honor a los refugiados