La cantante Madonna deslubró sobre la alfombra roja del festival de cine de Venecia