La localidad salmantina de Mogarraz cuelga de sus fachadas más de 700 retratos