Un estudio científico señala que la leyenda de Moby Dick puede ser cierta