La clave para evitar el sedentarismo infantil: Acudir con ellos al gimnasio